Desarticulada banda de aluniceros en Sevilla por la Guardia Civil y la Policía Nacional

Desarticulada banda de aluniceros en Sevilla por la Guardia Civil y la Policía Nacional

La Guardia Civil y la Policía Nacional han llevado a cabo una exitosa operación conjunta que ha culminado con la detención de cuatro individuos y la investigación de otros tres. Descubre los detalles de la misma y cómo la colaboración entre las fuerzas de seguridad es fundamental para combatir el crimen organizado. Denuncia cualquier actividad delictiva y contribuye a crear un entorno más seguro y libre de actividades ilegales.

En una exitosa operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Nacional, ha sido desarticulada una banda de aluniceros que se dedicaba a la venta ilegal de cigarrillos electrónicos.  Bajo el nombre de operación «Notredame-Vapershop», se han detenido a cuatro personas e investigado a otras tres por una serie de delitos que van desde robo con fuerza continuado hasta pertenencia a grupo criminal.

La investigación comenzó cuando las autoridades notaron un aumento significativo en los robos con fuerza en viviendas, establecimientos y naves industriales en la provincia de Sevilla. Además de los robos, también se reportaron sustracciones de armas de fuego y cigarrillos electrónicos a gran escala.

Los agentes rápidamente establecieron una conexión entre el robo de vehículos de alta gama y los asaltos a propiedades, descubriendo que los delincuentes sustraían productos de alto valor, especialmente cigarrillos electrónicos y armas de fuego, para su posterior distribución ilegal en el mercado.

En los cinco registros realizados, se incautaron cuatro armas de fuego, munición de diferentes calibres, un chaleco antibalas, tres vehículos, dos plantaciones de marihuana, 50 jamones y casi 57.000 cigarrillos electrónicos. Los delincuentes habían repetido sus asaltos en dos naves industriales hasta en tres ocasiones, logrando un botín que superaba los 500.000 euros. Estos cigarrillos electrónicos robados eran distribuidos en diferentes localidades de la provincia a través de particulares, restaurantes o comercios ambulantes.

La operación reveló que detrás de los robos de vehículos se encontraba una red delictiva que utilizaba estos automóviles para llevar a cabo los asaltos. Los coches eran estacionados en la vía pública durante un tiempo para evitar ser detectados por las fuerzas de seguridad, hasta que eran utilizados en los delitos. Además, algunos de los vehículos robados eran ofrecidos como pago a otras organizaciones criminales para diversos fines ilícitos.

Gracias a la labor de los agentes del Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Sevilla, en colaboración con el Área de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache y la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) Grupo II, la operación culminó con la detención de siete personas y el desmantelamiento completo de esta banda de aluniceros especializada en la venta ilegal de cigarrillos electrónicos.

Los detenidos e investigados han sido puestos a disposición judicial, y dos de ellos se encuentran en prisión preventiva.

Esta operación conjunta demuestra una vez más la importancia de la colaboración entre las fuerzas de seguridad para combatir el crimen organizado y proteger a la sociedad de actividades ilícitas como la venta ilegal de productos y el uso de armas de fuego.

La Guardia Civil y la Policía Nacional continúan trabajando incansablemente para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y mantener el orden en nuestras calles.

Esta operación exitosa es un claro ejemplo de su dedicación y profesionalismo en la lucha contra el crimen. Recuerda, la venta ilegal de cigarrillos electrónicos y cualquier actividad delictiva deben ser denunciadas a las autoridades competentes. Juntos podemos contribuir a crear un entorno más seguro y libre de actividades ilegales.