La importancia de las desaladoras para solucionar la escasez de agua en Andalucía

Las desaladoras son una solución estructural necesaria para garantizar un suministro adecuado de agua

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, destaca la necesidad de una alianza entre todas las administraciones para abordar el problema de la escasez de agua en Andalucía. Propone la construcción de desaladoras y un plan director de desalación. Andalucía trabaja en soluciones a corto, medio y largo plazo, como la ampliación de desaladoras existentes y la Estrategia Plus Sequía. Las desaladoras son una solución estructural necesaria para garantizar un suministro adecuado de agua y contribuir al desarrollo sostenible de la región.

Moreno  ha instado al Gobierno de España a establecer un calendario y un acuerdo de financiación para la construcción de desaladoras en la región, ya que según él, es fundamental contar con infraestructuras que garanticen un suministro adecuado de agua para los andaluces. Para ello, propone la elaboración de un plan director de desalación que determine la ubicación de nuevas plantas desaladoras.

El presidente andaluz ha subrayado la importancia de estas infraestructuras para el riego, la agricultura, la ganadería, el turismo y el consumo humano. Además, ha manifestado la disposición del Gobierno andaluz a realizar un esfuerzo adicional para que, para el año 2027, haya nuevas desaladoras en funcionamiento que permitan hacer frente al déficit hídrico causado por la falta de lluvia.

En su visita a la planta desalinizadora Naqa’a en Dubái, Moreno ha destacado la relevancia de aprender de tecnologías avanzadas y de empresas especializadas en desalación de agua. Esta planta, una de las más grandes del mundo, utiliza energía solar y aplica tecnología de ósmosis inversa.

Andalucía, una región que experimenta cada vez más periodos de sequía, está trabajando en soluciones a corto, medio y largo plazo. Entre las medidas adoptadas se encuentran la ampliación de desaladoras existentes, la instalación de plantas de tratamiento portátiles y la ejecución de la Estrategia Plus Sequía, que prevé un aumento en la producción de aguas desalinizadas y desalobradas.

En resumen, la construcción de desaladoras es una solución estructural necesaria para abordar el problema de la escasez de agua en Andalucía. Estas infraestructuras permitirán garantizar un suministro adecuado de agua y contribuirán al desarrollo sostenible de la región.

Fuente Junta de Andalucía
Vía Desarrollo sostenible