Consejos de la Policía Nacional para evitar ser víctima de grooming

El grooming es un delito en el que un adulto se hace pasar por un menor en Internet para acosar o chantajear a niños y adolescentes. La Policía Nacional ofrece consejos para evitar ser víctima de grooming y la importancia de denunciar estos delitos. Conoce las medidas de prevención y protege a tus hijos en la red.

El grooming es un delito que ocurre cuando un adulto se hace pasar por un menor en Internet con el objetivo de ganarse la confianza de un niño o adolescente y luego acosarlo o chantajearlo con fines sexuales. La Policía Nacional hace hincapié en la importancia de concienciar a los menores sobre los riesgos y peligros que existen en la red, así como en la forma de prevenirlos y la necesidad de denunciar en caso de ser víctima de este tipo de delito.

  1. Generar una relación de confianza: es fundamental que los menores se sientan seguros para poder contar cualquier situación problemática o comprometida en la que se encuentren. No deben callar por miedo o vergüenza.
  2. Privacidad: es importante no revelar información personal ni privada en Internet. Los datos personales pueden ser utilizados en su contra.
  3. Desconfiar de desconocidos: en la red, no todo el mundo es quien dice ser. Por tanto, es necesario tener precaución y no confiar en personas que contacten a través de redes sociales o videojuegos.
  4. No compartir imágenes y vídeos íntimos: es fundamental proteger la privacidad y evitar el riesgo de que estas imágenes sean utilizadas de manera indebida.
  5. No ceder al chantaje: en caso de sufrir acoso, nunca se debe ceder a las exigencias del acosador. Es importante pedir ayuda a un adulto de confianza.
  6. Denunciar los hechos: si se es víctima de grooming, es fundamental denunciarlo en una comisaría de la Policía Nacional. Solo así se podrá tomar acción legal contra el acosador y proteger a otros posibles afectados.