Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

El traslado de Lulú: una nueva vida llena de felicidad

Lulú, la chimpancé hembra que ha sido parte de la familia en el Zoobotánico de Jerez de la Frontera durante 32 años, ha sido trasladada al Centro de Rescate de Primates Rainfer en Madrid. Descubre cómo este centro se dedica a la rehabilitación y descanso de primates privados de desarrollar sus conductas naturales. Conoce más sobre la historia de Lulú y cómo este traslado beneficia su bienestar. ¡Deseamos a Lulú una vida llena de felicidad en su nuevo hogar!

En una decisión tomada pensando en el bienestar de Lulú, la chimpancé hembra que ha sido parte de la familia del Zoobotánico de Jerez durante 32 años, se ha decidido trasladarla a las instalaciones del Centro de Rescate de Primates Rainfer, en Madrid.

Este traslado se hizo necesario debido a la incompatibilidad que Lulú estaba experimentando con la pareja de chimpancés con los que convivía en el zoológico. Los enfrentamientos se habían vuelto cada vez más frecuentes y era evidente que la convivencia ya no era posible.

En las instalaciones, se quedará el mencionado macho y otra hembra, Tsavo e Isabella. Sin embargo, no se descarta la llegada de nuevos miembros a la familia en el futuro.

El Centro de Rescate de Primates Rainfer Fundación Chimpatía es un lugar dedicado a la rehabilitación y descanso de primates que han sido privados de la posibilidad de desarrollar sus conductas naturales. Es un hogar donde estos animales pueden vivir una vida más tranquila y acorde con su edad.

Lulú fue entregada al zoológico el 16 de septiembre de 1991, después de haber sido requisada a un fotógrafo de Feria en Guadalajara por parte de Adena, Fondo Mundial para la Naturaleza. Tenía apenas año y medio cuando llegó y tuvo la suerte de ser adoptada por otra hembra de su especie, Lola. Juntas formaron una maravillosa familia junto al macho Guillermo.

Ambos, Lola y Guillermo, fallecieron hace algunos años, y desde entonces Lulú ha compartido su espacio con otros ejemplares, aunque en los últimos años lo hacía con Isabella y Tsavo.

Sin duda, tanto el zoológico como los visitantes extrañaremos mucho a Lulú, pero nos reconforta saber que en su nuevo hogar recibirá el mismo cariño que en el Zoobotánico de Jerez.

Estamos seguros de que en el Centro de Rescate de Primates Rainfer, Lulú encontrará la tranquilidad y el bienestar que merece. A sus 34 años, podrá disfrutar de una vida más acorde con su edad y seguir siendo el ser especial que siempre ha sido.

Le deseamos a Lulú una vida llena de felicidad en su nuevo hogar y agradecemos a todos aquellos que han hecho posible este traslado en beneficio de su bienestar.

Vía Zoobotánico de Jerez