Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

¿Qué hacer en caso de una avalancha humana?

Ante las imágenes de grandes masas de personas concentradas en Jerez de la Frontera, es importante saber cómo actuar en caso de estar inmerso en una avalancha humana. Descubre consejos de seguridad para prevenir accidentes y proteger tu vida y la de los demás. Mantén los ojos abiertos, permanece en pie, adopta la posición adecuada de brazos y hombros, ahorra oxígeno y aléjate de muros o paredes. Además, no olvides tener siempre controlados a los más pequeños. Aprende cómo actuar en una avalancha y evita situaciones peligrosas.

Ante las últimas imágenes vistas en Jerez de la Frontera de grandes masas de personas concentradas, si te vieras inmerso en una avalancha humana ¿sabrías como actuar? Aunque, afortunadamente, no es algo que pase a menudo, pero viendo las imágenes de la gran masa de personas este viernes en los alrededores de El Gallo Azul en el centro de Jerez de la Frontera, lleno de magia y felicidad celebrando la Navidad y las Zambombas, para que no acabe convirtiéndose en una auténtica pesadilla. Nos referimos a las avalanchas humanas. Son situaciones en las que, por circunstancias determinadas, una gran cantidad de gente intenta desplazarse de forma repentina y con virulencia hacia una dirección, sin respetar ningún orden, pudiendo causar heridos y víctimas mortales por asfixia, aplastamiento, contusiones u otras causas. Por desgracia, a lo largo de la historia han sido varias las avalanchas humanas que han acabado siendo mortales. Y, por ello, a continuación repasamos cómo actuar ante un suceso de estas características.

1. Mantener los ojos abiertos

Aunque ante una situación de pánico es muy frecuente que cerremos los ojos, no lo tenemos que hacer en una avalancha humana. Obviamente, lo esencial es reaccionar a tiempo e intentar no estar en el epicentro de la estampida, pero si ya es demasiado tarde, tenemos que fijarnos en la salida que esté más cerca o si, al menos, podemos salir del lugar con más gente. Y todo ello sin perder la calma, otro consejo crucial.

2. Permanecer en pie

En una avalancha humana, también es vital permanecer en pie. Cualquier caída o tropiezo sería fatal, pues podría provocar un ‘efecto dominó’ con las otras personas más cercanas o que, directamente, te pasen por encima. Por ello, se recomienda deshacerse de objetos pesados que puedan desestabilizarnos y aunque otro acto reflejo puede ser el de quedarnos quietos sin avanzar, en una avalancha es crucial dejarse arrastrar por la marea humana y, también, no correr.

3. Posición de brazos y hombros

Aunque es muy importante evitar encontrarse en el epicentro de la estampida, la posición de brazos y hombros también es crucial. Se recomienda colocar los brazos en el pecho y usar los codos para conservar algo de espacio. Además, si vemos cerca cualquier salida o espacio para poder escapar, es recomendable moverse en diagonal hacia esa dirección, siempre que sea factible y sin perder la calma.

4. Ahorrar oxígeno

Una de las principales causas de fallecimientos en avalanchas humanas es la falta de oxígeno. Por ello, se recomienda controlar la respiración lo máximo posible y no gritar si no es estrictamente necesario. Asimismo, el intentar ganar un poco de espacio gracias a la posición de brazos y hombros anteriormente explicada también nos ayudará a poder seguir respirando.

5. Alejarse de muros o paredes

Aunque también es difícil, siempre que se pueda es crucial alejarse de un muro o pared, pues está comprobado como las presiones más intensas se ejercen cerca de un obstáculo sólido y, por consiguiente, otra de las habituales causas de fallecimientos en avalanchas humanas es por aplastamiento.

6. Tener siempre controlados a los más pequeños

Si en una avalancha humana tenemos la mala suerte de estar con nuestros hijos, se recomienda llevarlos en brazos o de la mano, pero siempre estando en contacto con ellos, pues ante tal cantidad de personas es muy fácil que se pierdan o, simplemente por estado de shock, se queden paralizados, algo que sería fatal.

Vía Consejos de seguridad