Muere la emblemática jirafa ‘Jerez’ del Zoobotánico

jirafa 'Jerez' del Zoobotánico

En una triste noticia, el Zoobotánico ha perdido a uno de sus animales más emblemáticos, la jirafa ‘Jerez’. Jerez, que habría cumplido 23 años el 11 de marzo, fue un ejemplar muy importante para el Zoobotánico al ser el primer macho de jirafa en reproducirse en el Parque. Las jirafas jerezanas pertenecen a la subespecie Giraffa camelopardalis rothschildi, una de las más amenazadas. La pérdida de Jerez es un recordatorio de la importancia de los programas de conservación y reproducción en cautividad. Descansa en paz, querido Jerez. Tu presencia será extrañada pero tu legado perdurará.

A sus casi 23 años de edad, su deterioro físico en los últimos meses era evidente, por lo que el equipo del Zoo esperaba este desenlace mientras dormía.

Jerez ha contribuido a la conservación de su especie. Era un animal que ha dado muchas alegrías en el Zoo y ha tenido un papel importante en el programa EEP de la especie, con sus hijos repartidos por diferentes Zoos europeos.

La jirafa fallecida, que habría cumplido 23 años el 11 de marzo, fue un ejemplar muy importante para el Zoobotánico al ser el primer macho de su especie en reproducirse en el Parque. Fue un magnífico y prolífico padre, teniendo 4 hijos con la hembra ‘Palma’. Tras el fallecimiento de ‘Palma’ debido a su avanzada edad, Jerez tuvo 5 crías más con la hembra ‘Castilla’, que llegó al Zoo en 2013 desde el Zoo de Gaia, en Holanda.

Incluso en su partida, Jerez podría convertirse en padre póstumo, ya que ‘Castilla’ se encuentra actualmente embarazada. El embarazo de las jirafas dura 15 meses, por lo que habrá que esperar para ver si Jerez tiene descendencia adicional.

Las jirafas jerezanas pertenecen a la subespecie Giraffa camelopardalis rothschildi, una de las más amenazadas. Forman parte de un programa de reproducción en cautividad para especies en peligro de extinción, coordinado por la Asociación Europea de Zoos y Acuarios.

La pérdida de Jerez es un recordatorio de la importancia de los programas de conservación y reproducción en cautividad. Estos programas desempeñan un papel crucial en la preservación de especies amenazadas y en la educación del público sobre la importancia de la biodiversidad.

Jerez deja un legado significativo en el Zoobotánico y en la comunidad de conservación de jirafas. Su historia nos recuerda la fragilidad de la vida y la importancia de cuidar y proteger a estas majestuosas criaturas.

Descansa en paz, querido Jerez. Tu presencia será extrañada pero tu legado perdurará.