Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

El Defensor del Pueblo andaluz: 40 años como «voz de los sin voz»

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, cumple 40 años como la voz de los sin voz. En este aniversario, Maeztu hace un llamado a la ciudadanía para no aceptar lo inaceptable y mantenerse alerta frente a la pérdida de derechos sociales. Destaca la importancia de preservar la independencia y objetividad de la Institución en un contexto de polarización política. Reflexiona sobre el papel del Defensor del Pueblo como garante de los derechos de los ciudadanos y resalta su compromiso con los más vulnerables. Apoya y valora la labor del Defensor del Pueblo andaluz en la defensa de los derechos sociales.

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, ha cumplido 40 años como «voz de los sin voz» y ha aprovechado la ocasión para hacer un llamado a la ciudadanía y a los poderes públicos a proteger y garantizar los derechos sociales. En el acto de conmemoración del 40 aniversario de la Institución, Maeztu ha advertido que los derechos sociales conquistados están «dormidos y desdibujados» en la actualidad.

En su intervención, Jesús Maeztu ha destacado el papel de las defensorías del pueblo como herramienta para proteger los derechos de los ciudadanos y ha instado a los poderes públicos a cuidar la Institución, alejándola de las controversias políticas y opciones partidistas. Maeztu ha expresado su deseo de que en el próximo mandato, la Institución pueda seguir trabajando para mejorar la vida de las personas, especialmente aquellas que se encuentran en situaciones desfavorecidas.

A lo largo de sus cuatro décadas de existencia, el Defensor del Pueblo andaluz ha llevado a cabo más de 430.000 actuaciones y ha enviado 15.000 resoluciones a la Administración autonómica y local. Jesús Maeztu ha destacado la importancia de la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión social, y ha reafirmado su compromiso en la reivindicación de una Renta básica, un techo digno y un suministro de luz y agua garantizados como derechos básicos de la ciudadanía.

Entre las prioridades del Defensor del Pueblo andaluz se encuentran la protección de los derechos de las personas con discapacidad, la atención a las personas mayores, la defensa de los derechos de los niños, niñas y jóvenes como Defensor de la Infancia y Adolescencia de Andalucía, la vigilancia de los derechos de las personas migrantes y la lucha por la igualdad de género.

Además, Maeztu ha resaltado la importancia de proteger el medio ambiente y promover un entorno sostenible, así como fortalecer la educación inclusiva y de calidad, la sanidad pública, la justicia ágil y la cultura de paz. También ha señalado la necesidad de combatir la despoblación en las zonas rurales, habiendo realizado más de 50 visitas a estas comarcas.

Jesús Maeztu ha concluido su intervención afirmando que es fundamental tener en cuenta el interés general, el equilibrio y la independencia de los intereses partidistas para afrontar los retos actuales. Ha destacado la importancia de visibilizar a los colectivos y problemas que suelen ser invisibles para poder tomar medidas y ayudar a aquellos que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.

En definitiva, el Defensor del Pueblo andaluz ha reafirmado su compromiso de proteger los derechos sociales y ha llamado a la ciudadanía y a los poderes públicos a cuidar la Institución y garantizar su independencia para poder seguir trabajando en beneficio de la sociedad.

Fuente Defensor del Pueblo Andaluz
Vía Jesús Maeztu