Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Control de Botellón en Jerez: 22 personas denunciadas

Conoce las acciones realizadas

La Policía Local de Jerez de la Frontera ha llevado a cabo una serie de actuaciones en zonas de botellón para garantizar la pacífica convivencia en la ciudad. Un total de 22 personas han sido denunciadas por consumo de bebidas en vía pública.

La Policía Local de Jerez de la Frontera ha llevado a cabo una serie de actuaciones en zonas de botellón, con el objetivo de garantizar la pacífica convivencia en la ciudad. Como resultado de estas intervenciones, un total de 22 personas han sido denunciadas por consumo de bebidas en vía pública, alterando la tranquilidad de los vecinos.

Controles principalmente en la Zona Centro

Estas acciones se han concentrado principalmente en la Zona Centro, donde se ha observado una mayor concentración de jóvenes que se reúnen para consumir alcohol en la vía pública. La presencia de estos grupos ha generado molestias y ha perturbado el normal descanso nocturno de los residentes.

La Policía Local de Jerez de la Frontera ha reforzado los controles en estas áreas, con el objetivo de disuadir y sancionar a aquellos que incumplen la Ley 7/2006 de 24 de octubre, que regula este tipo de actividades de ocio. Esta normativa tiene como finalidad preservar la tranquilidad de los espacios públicos y garantizar el bienestar de todos los ciudadanos.

Es importante recordar que el botellón en la vía pública está prohibido y puede acarrear sanciones económicas. Además, estas conductas irresponsables pueden generar situaciones de riesgo para la salud y la seguridad de los participantes y de quienes los rodean.

La Policía Local de Jerez de la Frontera continuará realizando estos controles para mantener el orden y la convivencia en la ciudad. Se insta a la ciudadanía a respetar las normas y a disfrutar del ocio de forma responsable, evitando comportamientos que alteren la tranquilidad de los vecinos. Juntos podemos construir una ciudad más segura y agradable para todos.

Recuerda, el respeto y la responsabilidad son fundamentales para una convivencia pacífica.