El bronce de Lascuta: una joya histórica del imperialismo romano

bronce de Lascuta

Descubre la fascinante historia del bronce de Lascuta, una inscripción que nos transporta al imperialismo romano del siglo II a.C.

El bronce de Lascuta: una joya histórica del imperialismo romano

En el fascinante mundo de la arqueología, a veces nos encontramos con hallazgos que nos transportan a épocas pasadas y nos permiten vislumbrar la grandeza de civilizaciones antiguas. Uno de estos tesoros históricos es el bronce de Lascuta, una inscripción que nos sumerge en el contexto del imperialismo romano del siglo II a.C.

Libertad y usufructo de la tierra para los esclavos de la ciudad jerezana de Hasta

El bronce de Lascuta es una pieza invaluable que se encuentra actualmente en el Museo del Louvre, pero tuvo la suerte de ser adquirido una copia (a escala 1:1) por el Museo Arqueológico Municipal de Jerez de la Frontera. Su importancia radica en el decreto que contiene, emitido por L. Aemilius Paulus en el año 189 a.C., donde se declara la libertad y el usufructo de la tierra para los esclavos de la ciudad de Hasta (en Jerez de la Frontera) que habitaban la Turris Lascutana.

Este decreto es un testimonio fascinante de la política imperialista romana y su relación con la esclavitud. En una época en la que Roma extendía su dominio por todo el Mediterráneo, la conquista de nuevos territorios implicaba la esclavización de sus habitantes. Sin embargo, el bronce de Lascuta nos muestra que los romanos también tenían la capacidad de otorgar la libertad a aquellos que habían sido subyugados.

La Turris Lascutana, mencionada en el decreto, nos lleva a preguntarnos dónde se encontraba exactamente. Algunos historiadores sugieren que podría tratarse de Alcalá de los Gazules, una ciudad en la provincia de Cádiz, España. Aunque no hay certezas absolutas, el bronce de Lascuta nos brinda una pista valiosa sobre la presencia romana en la península ibérica y su interacción con las comunidades locales.

La importancia de la inscripción

La importancia de esta inscripción no solo radica en su contenido histórico, sino también en su valor artístico. El bronce de Lascuta está bellamente decorado con motivos ornamentales y caligrafía cuidadosamente grabada. Cada letra del decreto es una obra de arte en sí misma, mostrando la habilidad y el talento de los antiguos artesanos romanos.

Además de su valor histórico y artístico, el bronce de Lascuta también nos ofrece una visión más profunda de la sociedad romana de la época. Nos muestra que, a pesar de su afán imperialista, los romanos también reconocían los derechos de aquellos que habían sido sometidos. Este decreto demuestra que la esclavitud no era una institución estática, sino que podía ser modificada o incluso abolida en ciertas circunstancias.

En conclusión, el bronce de Lascuta es una joya histórica que nos permite adentrarnos en el contexto del imperialismo romano del siglo II a.C. Su adquisición por parte del Museo Arqueológico Municipal de Jerez de la Frontera es un verdadero tesoro para la ciudad y una oportunidad para que los visitantes se sumerjan en la grandeza de la antigua Roma. Este decreto, con su mensaje de libertad y usufructo de la tierra para los esclavos, nos recuerda que la historia está llena de sorpresas y que siempre hay más por descubrir en el pasado.

[wp-embedder-pack width=»100%» height=»400px» download=»all» download-text=»Si no puedes ver el documento accede desde aquí» url=»https://www.jerez.es/fileadmin/Image_Archive/Museo/BRONCE_DE_LASCUTA_NUEVO.pdf» /]