Incendio en piso de Cádiz: Cuatro personas atendidas y una evacuada

¡Arde Cádiz! O al menos, un piso en la calle Grazalema ha sido víctima de un incendio que ha movilizado a los servicios de emergencia.

Incendio en Cádiz: Cuatro personas atendidas y una evacuada

Según informa Emergencias 112 de Andalucía, varias personas alertaron del siniestro alrededor de las 17:45 horas. Parece que el fuego se originó en la tercera planta de un edificio de cinco pisos.

Ante la llamada de auxilio, el 1-1-2 rápidamente activó a los bomberos, la Policía Local y Nacional, así como a los servicios sanitarios del 061. La situación era grave y requería una respuesta inmediata.

Cuando los valientes bomberos llegaron al lugar, encontraron el salón de la vivienda en llamas. Sin perder tiempo, comenzaron a extinguir el fuego con 1.200 litros de agua. Mientras tanto, también se encargaron de revisar las viviendas cercanas que estaban llenas de humo debido a las puertas abiertas. ¡Imagínate el panorama! Afortunadamente, la puerta cortafuego evitó que el humo y los gases tóxicos se propagaran por todo el edificio. Las alturas superiores apenas se vieron afectadas.

Una vez que el fuego fue controlado, los bomberos se pusieron manos a la obra para limpiar los restos de enlucidos de techos y paredes dañados por la radiación térmica. ¡Vaya tarea! Parece que la vivienda siniestrada tenía una gran cantidad de material combustible, lo que explica la magnitud de los daños. La pobre vivienda quedó en un estado lamentable y tuvo que ser precintada por la Policía Nacional. Ahora, será responsabilidad de su administrador gestionar la situación con Procasa.

Es importante destacar que el edificio en cuestión es relativamente nuevo y cuenta con puertas contra incendios por planta, así como extintores. Sin embargo, lamentablemente, muchos de estos elementos estaban dañados o desaparecidos. Una lección clara de que la seguridad no se puede tomar a la ligera.

Afortunadamente, las fuentes sanitarias informaron al 112 que solo cuatro personas necesitaron atención médica. De ellas, solo una tuvo que ser evacuada a un centro hospitalario. Es un alivio que no haya habido más heridos, considerando la gravedad del incidente.

¡Prevenir es mejor que lamentar!

El incendio en el piso de Cádiz ha sido un recordatorio de la importancia de la seguridad y la prevención. A veces, damos por sentado que estamos a salvo, pero un pequeño descuido puede convertirse en una pesadilla. Es esencial mantener los sistemas de seguridad en buen estado y estar preparados para actuar en caso de emergencia.

Esperemos que los afectados por este desafortunado suceso puedan recuperarse pronto y que el edificio sea reparado y vuelva a ser un hogar seguro para sus residentes. La solidaridad y el apoyo de la comunidad serán fundamentales en este proceso de recuperación.

Recuerda, la seguridad es responsabilidad de todos. No esperes a que ocurra un incendio para tomar medidas. ¡Prevenir es mejor que lamentar!