La Guardia Civil de Algeciras da jaque mate a los reyes de la cocaína

La Guardia Civil jaque mate

La Guardia Civil, en una operación digna de un thriller, ha desarticulado una banda de narcos que ahora se hallan en la cárcel, jaque mate.

La Guardia Civil da jaque mate a los reyes de la cocaína

En una operación digna de un thriller, la Guardia Civil ha desarticulado una banda de narcos que pretendía convertir España en su particular tablero de ajedrez, con Algeciras como casilla de salida y Valencia como destino final. Pero la jugada les salió mal, y ahora se encuentran en la cárcel, jaque mate.

150 kilos de cocaína, un contenedor y un viaje sin retorno

Todo comenzó en julio de 2023, cuando en el puerto de Algeciras se interceptó un contenedor con un cargamento inusual: 150 kilos de cocaína escondidos en muebles que, irónicamente, parecían sacados de un catálogo de Ikea. La droga, camuflada entre mesas, sillas y armarios, pretendía pasar desapercibida, pero los agentes de la Guardia Civil, con vista de lince, la detectaron de inmediato.

Empresa fantasma, doble fondo y un destino final: Valencia

La investigación reveló que la organización criminal utilizaba empresas fantasma para despistar a las autoridades. Los muebles, con sus dobles fondos, eran el perfecto escondite para la cocaína, que pretendía llegar a Valencia, la ciudad donde la banda tenía su centro de operaciones.

Tres piezas claves caen en la red

En la primera fase de la operación, la Guardia Civil capturó a tres piezas claves del engranaje: los responsables del transporte del contenedor. Estos tres individuos, residentes en la Comunidad Valenciana, creían tener el control del juego, pero la jugada les salió mal y ahora se encuentran tras las rejas.

Seguridad extra y un final inesperado

La organización no solo se preocupaba por el transporte, sino también por la seguridad. Dos personas más, también residentes en la Comunidad Valenciana, se encargaban de proteger el cargamento durante su viaje. Sin embargo, la astucia de los agentes de la Guardia Civil frustró sus planes.

Zulo y plantación: las sorpresas de la casa

Los registros en las casas de los detenidos depararon dos sorpresas: un zulo especialmente diseñado para esconderse y una plantación con más de 250 plantas de marihuana. Los narcos, como buenos jugadores, siempre tienen un as bajo la manga, pero esta vez no les sirvió de nada.

La justicia pone el broche final

La operación «IROKO», coordinada por la Fiscalía Antidroga del Campo de Gibraltar, ha sido un éxito rotundo. Los cinco integrantes de la banda, con su rey y reina a la cabeza, se encuentran en prisión sin fianza, esperando un futuro poco alentador.

Un jaque mate al narcotráfico

La Guardia Civil ha demostrado una vez más que está un paso por delante de los narcos. Con esta operación, se ha asestado un duro golpe al tráfico de cocaína en España. Y es que, en este juego del gato y el ratón, la justicia siempre tiene la última palabra.