Los Inicios de Paco de Lucía: Un Homenaje al Genio del Flamenco

Los Inicios de Paco de Lucía
Crónica en 'El Español' sobre el Festival-Concurso de Arte Flamenco de Jerez de 1962 (Foto: Centro de Documentación del Flamenco de Andalucía)

En el Festival-Concurso de Arte Flamenco en el Teatro Villamarta, dos jóvenes con mucho talento se inscribieron bajo los nombres de Paco de Algeciras y Pepe de Lucía. Estos fueron los inicios, los primeros compases, de lo que pasaría a la historia como la leyenda del flamenco, Paco de Lucía. Su memoria se conserva en el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF), ubicado en Jerez, que nos invita a sumergirnos en los comienzos de este genial guitarrista en el décimo aniversario de su fallecimiento. Descubre más sobre el legado de Paco de Lucía y su influencia en el mundo del flamenco en este artículo.

Los Inicios de Paco de Lucía: Festival-Concurso de Arte Flamenco en Jerez

En el Festival-Concurso de Arte Flamenco en el Teatro Villamarta, dos jóvenes con mucho talento se inscribieron bajo los nombres de Paco de Algeciras y Pepe de Lucía. Conocidos también como «Los Chiquitos de Algeciras», participaron en las categorías de toque y cante. Ninguno de los dos pasó desapercibido para los aficionados ni para el jurado en aquella primera edición celebrada en mayo de 1962, donde el afamado guitarrista Juan Moreno «Moraíto» fue colaborador especial.

Estos fueron los inicios, los primeros compases de lo que pasaría a la historia como la leyenda del flamenco, Paco de Lucía. Su memoria se conserva en el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF), ubicado en Jerez de la Frontera, que nos invita a sumergirnos en los comienzos de este genial guitarrista en el décimo aniversario de su fallecimiento.

Con tan solo 14 años, Paco se destacó como el más brillante de los guitarristas

En aquel concurso, según las crónicas de la época, Pepe de Lucía se llevó el premio «Antonio Chacón» por su cante por malagueñas, mientras que su hermano Paco, como tocaor, se alzó con un premio especial dotado de 4.000 pesetas, equivalente a 24 euros en la actualidad. Con tan solo 14 años, Paco se destacó como «el más brillante de los guitarristas allí presentes, una auténtica futura promesa», como detalla su primer biógrafo, Donn E. Pohren, en «El arte del flamenco» (1962), quien asistió al certamen.

En aquella primera edición también participaron otros grandes nombres como Rocío Jurado, quien ganó por alegrías, Paco Toronjo, Terremoto, Jarrito, María Vargas y Antonia Vargas «La Perla». Cuando aquél joven de Algeciras comenzó a tocar la guitarra, el espacio se quedó en silencio. Y no sería la única vez.

Aquel certamen en Jerez de la Frontera fue un evento especial para ambos vecinos de Algeciras, no solo porque los dio a conocer entre un selecto grupo de aficionados al flamenco, sino porque representó un pasaje de su niñez, los momentos más bonitos que puede tener una persona, en palabras del propio Paco de Lucía recogidas en «Paco de Lucía. Retrato de familia con guitarra«, escrito por Juan José Téllez.

Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF)

El cartel de aquel festival, en blanco y negro, se conserva junto a otros materiales documentales y sonoros de Paco de Lucía (1947-25 de febrero de 2014) en el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, un centro de referencia en la custodia del legado del flamenco de Andalucía. Aquí se ha seguido la trayectoria del maestro de Algeciras, uno de los más grandes guitarristas flamencos de todos los tiempos, desde sus primeros compases hasta sus últimos trabajos.

En el Centro de Documentación también se custodia una amplia colección de los LP’s de Paco de Lucía, tanto los que grabó en solitario como aquellos en los que acompañó a grandes del flamenco como Camarón de la Isla, la Niña de la Puebla, Antonio Mairena, Juanito Valderrama y El Sevillano. A esta colección se suman los discos que grabó junto a Pepe de Lucía como «Los Chiquitos de Algeciras».

En el álbum fotográfico de esta institución se conservan escenas en las que Antonio Sánchez acompañó a sus hijos a la Cueva de Nerja, en Málaga, para la grabación del documental «Antonio en la Cueva de Nerja» (1963), dirigida por Manuel y Fernando Pallarés. Esta grabación, en la que se escucha la guitarra joven pero acertada de Paco de Lucía, acompañada de su hermano mayor, Ramón de Algeciras, y la inconfundible voz de Pepe de Lucía, ha sido restaurada y digitalizada por la Filmoteca de Andalucía en colaboración con el CADF.

En el CADF puedes escuchar el toque y cante de «Los Chiquitos de Algeciras»

Gracias a este proceso de restauración, los ciudadanos tienen la oportunidad de escuchar, sesenta años después de la grabación, el toque y cante de «Los Chiquitos de Algeciras». Los toques por taranto, rumba, caña y seguiriya de la guitarra de Paco de Lucía y Ramón, junto a la voz de Pepe de Lucía, han quedado inmortalizados en esta cinta protagonizada por Antonio El Bailarín.

El legado audiovisual de Paco de Lucía se encuentra en la Filmoteca, donde se conserva esta grabación histórica. Nos brinda la oportunidad de revivir y apreciar el talento y la pasión de estos jóvenes artistas que, desde aquel primer concurso en Jerez, se convirtieron en leyendas del flamenco.