Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Consejos para AHORRAR AL RELLENAR EL DEPÓSITO

Los buenos hábitos al volante y el correcto mantenimiento son siempre necesarios, pero el fin del descuento en combustible para particulares hace más necesario que nunca recordarlo.

Desde el 1 de enero de 2023 los usuarios particulares han dejado de recibir el descuento de 20 céntimos por litro de combustible que sufragaba el Gobierno de España desde el mes de marzo del 2022. Sí se mantiene la rebaja a profesionales, en concreto a transportistas de mercancías y de pasajeros, el sector de la agricultura y la pesca.

Cierto es que esa rebaja de 20 céntimos no eximía de la necesidad de tomar otras medidas para atenuar el impacto en el bolsillo del coste de los combustibles, pero la desaparición de la ayuda obliga a recordar qué recursos tenemos en nuestra mano para exprimir al máximo cada recarga del depósito.

Para ello, la Cadena Midas destaca algunas claves que permitirán a los conductores hacer frente a la subida de precios:

1.Carga bien colocada

Optimiza la carga de tu vehículo: cuantos más kilos haya que poner en movimiento, más energía se consumirá. Especialmente antes de un viaje, revisa la carga de la baca, del habitáculo y del maletero de tu coche para dejar lo imprescindible. Además, recuerda que, por motivos de aerodinámica, este último es el mejor lugar para transportar el equipaje de forma eficiente..

2. Modo ECO

Para lograr una conducción eficiente los expertos aconsejan circular con marchas largas. También se recomienda tener en cuenta el indicador que, en los coches más actuales, indica cuándo cambiar de marcha, así como utilizar el modo “ECO” de conducción si el vehículo ofrece esa posibilidad. Esto evitará que el motor se revolucione más de lo necesario.

3. Conducción suave

Al iniciar la marcha el motor está frío, por lo que se aconseja una conducción suave, sin acelerones y manteniendo unas revoluciones bajas hasta que alcance los 90ºC. Durante este periodo inicial la electrónica de la gestión del motor regula el momento y tiempo de inyección, aumentando la cantidad de combustible para tener un funcionamiento óptimo. Por tanto, si en estos primeros instantes se realiza una conducción con un elevado régimen del motor, inevitablemente sube el consumo.

4. Filtros

Además de redefinir los hábitos de conducción, es clave revisar el estado del motor del vehículo. Más concretamente, el filtro de combustible, que corta el paso a las impurezas. En perfecto estado evita un sobreesfuerzo del motor y, por tanto, se ahorra combustible. Si se detecta que está deteriorado es imprescindible reemplazarlo según las recomendaciones del fabricante.

5. Neumáticos

Las ruedas influyen directamente en el consumo de combustible. Son los únicos elementos del coche que están en contacto con el suelo, por lo que su buen estado y una correcta presión harán que el consumo de combustible del vehículo sea menor. Si las ruedas no tienen la presión idónea que indica el fabricante, el vehículo tendrá que utilizar más fuerza para desplazarse.