LA ROTACIÓN DEL NÚCLEO DE LA TIERRA SE HA FRENADO y podría estar invirtiéndose

El núcleo interno de la Tierra parece haberse ralentizado hasta detenerse. Los indicios apuntan a que ha dejado de rotar en la última década y que incluso puede estar experimentando un retroceso, lo que significa ría que podría estar invirtiendo su dirección. O, lo que es lo mismo, podría estar girando en el sentido opuesto al que lo hace el resto del planeta.

Es lo que ha deducido un grupo de científicos de la Universidad de Pekín en un artículo publicado en Nature Geoscience a partir de las mediciones de las ondas sísmicas que viajan a través del núcleo interno de la Tierra.

Este fenómeno podría suponer un cambio en la duración del día, en el clima de la tierra y en el nivel del mar. Lo que se cree, al menos en lo que se refiere a la duración del día, es que se recortaría en una décima de milisegundo por año.

 

Te podría interesar...