Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Un Policía Nacional fuera de servicio SALVA LA VIDA A UN BEBE LACTANTE EN EL PUERTO

Los hechos ocurrieron el pasado viernes día 3 de marzo sobre las 14:45 horas en las inmediaciones de la calle Palacios de la localidad de El Puerto de Santa María, cuando el policía, que estaba libre de servicio, y circulando en su vehículo particular, se percató como un grupo de personas se arremolinaban en la acera de la citada calle, y posteriormente observó a una mujer correr despavorida y llorando calle abajo gritando “LA NIÑA , LA NIÑA, QUE SE MUERE MI HIJA”.

Sin dudarlo estacionó su vehículo desplazándose hasta el lugar, donde pudo ver a un varón, que posteriormente resultó ser el padre del bebé, como sostenía al lactante de pocos días de vida en brazos con signos de nerviosismo y a la vez paralizado por la situación, sin saber reaccionar, tras lo cual y sin perder tiempo se identificó como Policía Nacional y tras observar al bebé, se percató que este no emitía sonidos y su rostro y labios presentaban un color azulado, síntomas compatibles con un posible atragantamiento, por lo que de inmediato comenzó a realizarle “la maniobra de heimlich”, colocándolo sobre su antebrazo, cabeza abajo y dando golpes firmes sobre su espalda para liberar y desobstruir las vías aéreas.

Tras unos segundos de angustia, uno de los testigos espetó “YA LO HA ECHADO”, y al girar al bebé , el agente vio como caía de su boca una baba espesa a la vez que notó como el color de la piel recuperaba su tono rosado y respiraba con normalidad.

Momentos después la mujer que corría calle abajo gritando “QUE SE MUERE MI HIJA” , regresó al lugar donde se encontraban todos, acompañada del empleado de una farmacia cercana al que solicitó ayuda para que socorriera a su hija, haciéndole entrega el agente interviniente a su bebé, ya estabilizado, viviendo un momento emocionante al verle respirar con normalidad.

El policía al ver como el padre contactaba con los servicios sanitarios y gestionaba el traslado del lactante hasta el Hospital , se marchó del lugar satisfecho por el eficaz servicio humanitario que llevó a cabo, que tuvo un final “feliz”.

Esa misma tarde acudió hasta Hospital Santa María del Puerto donde el bebé fue trasladado para interesarse por su estado de salud donde le informaron que ya había sido dado de alta y evolucionaba satisfactoriamente.