Los siete detenidos ESTAFARON más de 100.000€ con TARJETAS FALSAS

La Guardia Civil, en una operación conjunta con la Gendarmería francesa, ha procedido a la desarticulación de una organización delictiva asentada en las provincias de Tarragona, Zaragoza y Castellón.

Los siete detenidos se dedicaban al clonado y posterior uso fraudulento de tarjetas de pago, falsificación de medios de pago y blanqueo de capitales. El importe defraudado supera los 100.000 euros.

Dos de las detenciones han tenido lugar en Reus (Tarragona), una en Castellón, una en Zaragoza, una en Martorell (Barcelona) y dos en Las Landas (Francia).

Los agentes han llevado a cabo seis registros en domicilios y otros tres en empresas, donde han hallado dos armas de fuego, 185 tarjetas de pago falsificadas, cuatro máquinas para el clonado de tarjetas, 1.200 euros en billetes falsos y más de 6.000 euros en billetes de curso legal, numerosos cartuchos, dispositivos electrónicos y de telefonía.

La investigación se originó en 2021, tras una denuncia de la mercantil adjudicataria de las autopistas de Francia. La empresa estaba siendo estafada con una serie de estafas masivas realizadas por camioneros, empleados en empresas españolas.

Tras iniciar el intercambio de información, los investigadores advirtieron que esas mismas empresas podían estar empleándose para llevar tabaco de contrabando a otros países europeos. Los agentes solicitaron la implicación de EUROPOL en la investigación para coordinar a las diferentes unidades policiales de los distintos países.

La investigación ha hecho posible esclarecer la estructura societaria utilizada para eludir las responsabilidades legales, así como las maniobras realizadas para ocultar la titularidad real de las mercantiles que formaban parte de esa estructura. Igualmente se han podido identificar las personas que realizaban la labor de clonaje de las tarjetas de pago, las cuales eran utilizadas por los camioneros, trabajadores de las mercantiles investigadas.

En el domicilio de uno de los detenidos en la localidad de Reus, se encontraron dos armas de fuego y se localizó a una persona, con un requerimiento de detención de la Audiencia Nacional, tras una orden emitida por un juzgado alemán.

La operación ha sido desarrollada por la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Tarragona en el marco de la operación LURA-FORTUNA, en una investigación conjunta con la Section de Recherches de la Gendarmería de Pau (Francia). Han participado guardias civiles de Información, GAR, GRS, Cinológico y Seguridad Ciudadana.

La importancia de la operación ha hecho que sea coordinada a través de EUROPOL, en el marco de una Orden Europea de Investigación emitida por el Tribunal Judiciaire de Dax (Francia). El Juzgado de Instrucción 4 de Tarragona ha sido el juzgado responsable en España.