Abren diligencias por POSIBLE DELITO DE MALTRATO ANIMAL POR LA MUERTE DE UNA YEGUA en la Feria de Abril

La Policía Local instruye diligencias por posible delito de maltrato animal contra la propietaria de una yegua que murió tras agravarse la enfermedad que padecía por una deshidratación.

El animal padecía una piroplasmosis equina por la que no debería haber salido de las cuadras, de ahí el agravamiento por deshidratación, según el informe veterinario.

La Policía Local de Sevilla, adscrita al Área de Gobernación y Fiestas Mayores, en coordinación con el Centro de Control y Protección Animal, ha abierto diligencias por posible delito de maltrato animal contra la propietaria de un coche de caballos tras la muerte este miércoles de una yegua que estaba previamente enferma y cuya enfermedad se había agravado por deshidratación, según la necropsia realizada por los veterinarios.

Los hechos han ocurrido a primera hora de la tarde en el Paseo de Colón. El informe veterinario después de la realización de la necropsia preceptiva han determinado que el animal sufría piroplasmosis equina y presentaba síntomas de haber padecido fiebre. Según los testimonios recabados por los agentes, esta circunstancia era conocida por la propiedad de la yegua, y aun así decidió sacar el animal para que formara pareja en el tiro de un carruaje.

Según la valoración de los veterinarios aportada a los agentes de Policía Local, el caballo presentaba síntomas evidentes de deshidratación que habrían agravado la enfermedad que padecía y por la cual no debería haber salido a prestar el servicio.

Por parte de Policía Local de Sevilla hay activado un dispositivo de agentes de paisano cuyo cometido es detectar este tipo de actuaciones para evitar situaciones de maltrato en los animales. Esta investigación continúa abierta por si hubiera reincidencia por parte de la propietaria.