ROBOS VIOLENTOS EN JEREZ mediante el método del mataleón

ROBOS VIOLENTOS EN JEREZ mediante el método del mataleón
Imagen de Archivo (@policia)

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez de la Frontera (Cádiz), a una persona como presunto autor de dos delitos de robos violentos e intimidación y otro delito de atentado contra agentes de la autoridad por arrojar objetos contundentes contra los agentes desde un piso ocupado. El presunto autor de los hechos investigados fue localizado y detenido en las inmediaciones de la calle Santa María, donde se había producido una tentativa de robo con fuerza en un negocio.

La investigación se inició a principios del mes de julio cuando dos personas fueron asaltadas en el centro de la ciudad por un individuo que utilizaba el método “mataleón” para arrojarlos al suelo y arrebatarles todos los efectos de valor que portaban y huir a la carrera.

Al día siguiente el mismo sujeto fue identificado como el autor del lanzamiento de objetos contundentes contra agentes de la Policía Nacional desde los pisos superiores del inmueble ocupado en la calle Honda, cuando los policías tuvieron que acudir al mismo por un caso violencia de género, cuyo presunto autor era otro inquilino del edificio.

El investigado logró abandonar el edificio por las azoteas de la zona y por todo ello se realizó un dispositivo especial para su localización en el que también se contó con la participación de la Policía Local para reforzar el despliegue por el centro de la ciudad. El presunto autor de los robos estuvo varios días buscando refugio en distintos inmuebles en desuso y tan sólo salía de los mismos en pequeños lapsos de tiempo durante las horas nocturnas.

ROBOS VIOLENTOS EN JEREZ mediante el método del mataleón

Finalmente fue detenido y puesto a disposición de Juzgado de Instrucción número tres de Jerez, cuyo titular decretó su ingreso en prisión.

¿En qué consiste la técnica del mataleón?

Se trata de un estrangulamiento sanguíneo que realiza el agresor en la zona del cuello y le provoca una pérdida de conciencia total. Es una maniobra en la que se hace palanca con los dos brazos alrededor del cuello de la víctima. Se cierra el ángulo del codo enfrente de la tráquea, de manera que el antebrazo presiona un lado del cuello y el bíceps el otro. Lo que se busca es interrumpir el riego sanguíneo que va hasta el cerebro y así provocar el desvanecimiento. Cuando la víctima se desmaya y cae al suelo, el ladrón aprovecha para robarle.

Es posible defenderse de esta técnica pero, el que la sufre debe actuar muy rápido, ya que en pocos segundos perderá las fuerzas por la falta de oxígeno.