Sopa de tomate jerezana: una deliciosa opción para disfrutar en cualquier época del año

sopa de tomate jerezana

Si estás buscando una receta sencilla pero llena de sabor, la sopa de tomate jerezana es la opción perfecta para ti. Este caldo elaborado con tomates picados es ideal para disfrutar en cualquier época del año, ya sea como plato principal o como un delicioso entrante. Descubre cómo preparar esta deliciosa sopa de tomate jerezana y sorprende a tus invitados con su explosión de sabores. Visita nuestro Recetario para más recetas de sopas y disfruta de una comida reconfortante y llena de sabor.

Sopa de tomate jerezana

Esta receta puede ser utilizada como ingrediente en platos más elaborados, ya sea cocinada con trozos de tomate o con un suave puré. ¡Prepárate para disfrutar de una explosión de sabores en cada cucharada!

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde de los de asar
  • 1 pimiento rojo de los de asar
  • 2,5 decilitros de aceite de oliva virgen
  • 500 gramos de pan de telera
  • 500 gramos de tomates maduros (preferiblemente tipo pera)
  • Hierbabuena
  • Sal
  • 1 litro de agua
  • 2 rabanitos por plato para decorar

Elaboración:

  1. Tener el pan en reposo durante 10 días. Cortar en rebanadas finas y sumergirlas en agua hasta que se esponjen bien.
  2. Mientras tanto, preparar en una sartén el aceite y refreír en él los pimientos partidos en tiras.
  3. Añadir el ajo picado y los tomates, sin piel ni pepitas, junto con la sal y la hierbabuena picada. Dejar que el refrito se haga hasta que la verdura esté tierna.
  4. Agregar el pan escurrido del agua y mezclar todo. Añadir el agua necesaria hasta obtener una especie de crema espesa.
  5. Dejar reposar un poco a fuego lento y servir caliente.
  6. Adornar cada plato con un poco de hierbabuena fresca y dos rabanitos clavados en la sopa de tomate.

Esta receta es perfecta para aquellos que buscan una opción reconfortante y llena de sabor. La combinación de los tomates maduros con los pimientos y la hierbabuena crea una explosión de sabores en cada cucharada. Además, el pan de telera le da una textura única y deliciosa.

Si prefieres una versión más espesa y sabrosa, también puedes probar otra variante de esta receta. Para ello, solo necesitas tomates, cebolla y pimientos fritos. La elaboración es tan sencilla como dejar la fritada en su punto y luego añadir el pan cortado en rebanaditas finas y humedecido, junto con la hierbabuena y la sal. Dejar cocer un poco y servir caliente. ¡Una opción igualmente deliciosa y fácil de preparar!

Esperamos que estas recetas de sopa de tomate jerezana hayan despertado tu apetito y te animes a probarlas en casa. No te arrepentirás de disfrutar de esta deliciosa combinación de sabores. Si quieres descubrir más recetas como esta, no dudes en visitar El Recetario. ¡Buen provecho!