Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Tu móvil se ha mojado: ¡No te congeles! 5 trucos para resucitarlo

¿Tu móvil ha hecho un chapuzón? No te desespere. Sigue estos 5 consejos, cortesía de la OCU, para intentar salvarlo.

Tu móvil se ha mojado: ¡No te congeles! 5 trucos para resucitarlo

¡Oh, no! Tu peor pesadilla se ha hecho realidad: tu móvil ha decidido darse un chapuzón inesperado. Entre el pánico y la resignación, surge una pregunta crucial: ¿hay algo que pueda hacer para salvarlo?

No te preocupes, no hace falta convertirte en un experto en reanimación de dispositivos electrónicos. Con un poco de suerte y siguiendo estos 5 sencillos pasos, podrás aumentar considerablemente las posibilidades de resucitar tu fiel compañero.

1. ¡Sácalo del agua a la velocidad del rayo!

Lo primero y más importante es actuar con rapidez. Cuanto más tiempo esté tu móvil sumergido, mayor será el daño causado por el agua.

Rescata tu dispositivo del líquido elemento lo antes posible y sécate las manos antes de intentar manipularlo para evitar descargas accidentales.

2. Apaga el móvil y resiste la tentación de encenderlo

Aunque tu instinto te diga lo contrario, ¡resiste la tentación de encender el móvil! Hacerlo podría provocar un cortocircuito y empeorar la situación.

Aprovecha este momento para retirar la funda, la tarjeta SIM y la tarjeta de memoria (si es posible).

3. Secado: una misión crucial pero delicada

Ha llegado el momento de eliminar la mayor cantidad de agua posible del interior del dispositivo.

Olvídate del secador, el ventilador o el radiador. El calor extremo podría dañar los componentes internos.

En su lugar, utiliza un paño suave y absorbente para secar cuidadosamente la superficie del teléfono. Presta especial atención a los puertos y ranuras.

4. El poder absorbente del arroz: un aliado inesperado

El viejo truco del arroz no es un mito, ¡funciona!

Sumerge tu móvil en un recipiente hermético lleno de arroz crudo. Asegúrate de que el arroz quede bien distribuido alrededor del dispositivo.

Cierra el recipiente y déjalo reposar durante al menos 24 horas. El arroz absorberá la humedad residual del interior del teléfono.

5. Paciencia y, si es necesario, ¡servicio técnico!

Una vez transcurridas 24 horas, extrae el móvil del arroz y comprueba si funciona.

Si todavía no da señales de vida, no te desanimes. Espera otras 24 horas más para asegurarte de que el arroz ha absorbido toda la humedad.

Si a pesar de tus esfuerzos, tu móvil sigue sin responder, es hora de recurrir a un servicio técnico especializado.

Recuerda que la garantía del dispositivo no cubrirá los daños causados por agua, así que sé sincero con el técnico sobre lo que le ha ocurrido a tu móvil.

Móviles sumergibles: ¿una falsa promesa?

Los fabricantes presumen de las capacidades «acuáticas» de sus últimos modelos, pero ojo, ¡no todo lo que brilla es oro!

Es importante leer la letra pequeña:

  • La resistencia al agua solo se aplica en condiciones específicas, como agua dulce y a una profundidad limitada.
  • El agua de mar o la arena pueden dañar el dispositivo, incluso si es sumergible.
  • Evitar usar los botones físicos bajo el agua, ya que podrían entrar líquidos.

Conclusión

Un móvil mojado puede ser una experiencia traumática, pero no tiene por qué ser el fin del mundo.

Siguiendo estos consejos y actuando con rapidez, podrás aumentar las posibilidades de salvar tu dispositivo.

Y recuerda: ¡prevenir es mejor que curar! Utiliza una funda impermeable y evita exponer tu móvil a situaciones de riesgo.

#móvilmojado, #trucos, #reparación, #tecnología, #ayuda