Condenado dejar morir a su madre enferma en Sevilla

Conoce los detalles de este caso de homicidio por omisión

En Sevilla, un hombre ha sido condenado a tres años de cárcel por dejar morir a su madre enferma en su propia casa.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha dictado una sentencia impactante: un hombre ha sido condenado a tres años de cárcel por dejar morir a su madre enferma en su propia casa. Este triste suceso ocurrió en agosto de 2022 en la capital hispalense.

Inicialmente, la Fiscalía solicitó una condena de 17 años por homicidio agravado debido a la especial vulnerabilidad de la víctima. Sin embargo, durante el juicio, la acusación cambió su calificación y lo consideró un delito de homicidio por imprudencia en la modalidad de comisión por omisión. La pena solicitada fue reducida a tres años de cárcel, acuerdo al que se sumaron tanto la defensa como el propio acusado.

La sentencia revela que la víctima, una mujer de 88 años, vivía sola en un apartamento en Sevilla y sufría problemas de salud desde hacía años. Había sido sometida a una colostomía en 2005 y también padecía hipertensión arterial y diabetes. Su único familiar directo era su hijo, quien solía visitarla con regularidad y se encargaba de su cuidado. Sin embargo, desde 2016, no la llevó a ningún médico ni centro de atención sanitaria.

Según la sentencia, aproximadamente tres semanas antes del 17 de agosto de 2022, la víctima quedó postrada en cama y perdió por completo su movilidad, convirtiéndose en una persona dependiente para las actividades diarias. A pesar de esta situación, su hijo no tomó ninguna medida para buscar ayuda médica.

Signos de deshidratación y desnutrición

La deshidratación y la desnutrición son condiciones graves que pueden tener consecuencias devastadoras para la salud de una persona. Lamentablemente, en algunos casos, estas condiciones pueden llevar incluso a la muerte, como lo demuestra este trágico caso.

La Audiencia ha determinado que el acusado no proporcionó a su madre la alimentación, hidratación y los cuidados necesarios, a pesar de visitarla regularmente. Esta desatención de las reglas básicas de conducta llevó a que la mujer sufriera una deshidratación y desnutrición severas, así como a la sobreinfección de úlceras de decúbito con miasis. Estas condiciones, sumadas a la falta de atención médica adecuada, resultaron en su fallecimiento.

Te podría interesar...