Dos Almas Verdes: Un Lamentable Adiós a la Valentía y el Sacrificio

Se hace un llamada a combatir la delincuencia para preservar el estado de derecho, la democracia y las libertades

Este artículo habla sobre la trágica situación en la que se encuentran los guardias civiles en España, enfrentándose a asesinos.

Un Lamentable Adiós a la Valentía y el Sacrificio de dos Guardias Civiles

En un emotivo gesto de solidaridad y respeto, la reconocida Comunicadora y Divulgadora de la Cultura de Seguridad y Defensa, Pilaru Ramos, ha compartido un conmovedor vídeo en honor a los valientes guardias civiles que perdieron la vida en Barbate.

El vídeo, acompañado de un texto desgarrador, nos muestra la importancia de reconocer el sacrificio y la dedicación de aquellos que arriesgan su vida por nuestra seguridad. Pilaru Ramos nos invita a reflexionar sobre el valor de estos héroes anónimos y a recordar que su labor es fundamental para mantener la paz y el orden en nuestra sociedad.

Las imágenes del vídeo nos muestran la tristeza y el dolor que embargan a la comunidad en momentos como estos. Pero también nos transmiten un mensaje de unidad y solidaridad, recordándonos que juntos podemos superar cualquier adversidad.

La Comunicadora y Divulgadora de la Cultura de Seguridad y Defensa, Pilaru Ramos, nos inspira a valorar y apoyar a nuestras fuerzas de seguridad, reconociendo su labor y mostrando nuestro agradecimiento por su sacrificio.

En tiempos difíciles como estos, es importante recordar que la seguridad y la defensa son responsabilidad de todos. A través de la divulgación y la concienciación, podemos contribuir a crear una sociedad más segura y justa.

Desde aquí, enviamos nuestro más sentido pésame a las familias de los guardias civiles fallecidos y expresamos nuestro apoyo incondicional a todos los miembros de las fuerzas de seguridad.

Pilaru Ramos «In Memoriam Miguel Ángel & David»

Se me hace extremadamente difícil despedir a dos almas verdes 2 padres, 2 maridos, 2 hijos, 2 compañeros, 2 patriotas., desprotegidos por las leyes y con asesinos arropados por gran parte de la población, en una guerra en la que solo tienen licencias los malos y donde la ley no pone orden con la connivencia de un gobierno criminal que los tiene abandonados, que se muestra arrogante y miran hacia otro lado, mientras nuestros guardias civiles mueren, con la creciente pérdida de autoridad ante las alimañas, falta de medios adecuados, sin seguridad y con unas leyes que protegen al delincuente y enjuicia a los policías, dan lugar a esto, a que hayan sido asesinados, dos guardias civiles valientes, que se jugaron la vida en inferioridad de medios por 3€ la hora. Que injusto entregar la vida de esta manera. Que miserable es el que manda a la guerra a sus hombres con esta desigualdad.

¿Cuánto más os queda de pasividad de codicia, vileza y miseria moral por vuestra pertinaz dejadez política?

¿Qué intereses espurios inconfesables inciden en la voluntad política para cortar el problema de raíz, que no sólo abandonan a quienes nos protegen, sino que encima, les llevan ante la justicia por hacer su trabajo?

Si la delincuencia no se combate se acaba el estado de derecho, la democracia, las libertades y la vida. Como bien dice Nayib Bukele Cuando un gobierno no combate efectivamente la criminalidad, no es porque no tenga la capacidad de hacerlo, sino porque los cómplices de los criminales son los que están en el gobierno. Ellos solo eran 2 ángeles verdes que podrían haber mirado a otro lado y en cambio decidieron estar ahí y dar su vida para cumplir con su deber. Incluso con el abandono, la desidia y la incompetencia a los que les tienen sometidos, decidieron seguirán arriesgar su vida para salvar incluso la de sus propios asesinos si hubiera sido necesario, porque cada día salen a la calle, sin miedo, para acatar lo que la sociedad y sus propios valores y principios, su código de honor, les exige. Ahora mucho reconocimientos, medallas y palabras, pero ellos no estarán y se olvidarán del dolor de esa familia Hoy ya no estarán en casa, con sus mujeres, ni acostarán a sus hijos, ni volverán a defenderte cuando te pase una injusticia. No lo harán porque nos están matando.

Vivimos una época de degeneración absoluta y descomposición a todos los niveles. No hay palabras para describir un hecho tan abominable, tanta dejadez, tanta maldad.

Siento rabia, impotencia, tristeza, vergüenza y asco de una sociedad degradable, cómplice y enferma que como si de un circo se tratase jaleaba y reía los asesinatos ante una jauría de malnacidos Nada justifica quitar una vida. Que ninguna de estas bestias quede impune La muerte no es el final Honor y gloria a los caídos que dieron su vida por España.

Lo demandó el honor y obedecieron, los requirió el deber y lo acataron ; con su sangre la empresa rubricaron, con su esfuerzo la Patria engrandecieron. Fueron grandes y fuertes, porque fueron fieles al juramento que empeñaron. Por eso, como valientes lucharon, y como héroes murieron. Por la Patria morir fue su destino, querer a España, su pasión eterna, servir en los Ejércitos, su vocación y sino. No quisieron servir a otra Bandera, no quisieron andar otro camino, no supieron vivir de otra manera.

Honor y gloria para estos servidores públicos que fueron ASESINADOS mientras cumplían con sus obligaciones.

Que la tierra les sea leve y el descanso eterno y merecido. En vuestro último camino a casa,… siempre encontraréis un hermano para acompañaros.

Dios bendiga a ellos y sus familias quienes han pagado el más alto precio por cuidar de una sociedad que espero esté a la altura para agradecer este sacrificio.